Consolidación de la inversión China en América Latina

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
I

Introducción

El modelo clásico del comercio bilateral entre China y países en vías de desarrollo siempre ha sido sencillo: un intercambio de materias primas a cambio de productos manufacturados. A pesar de ello, el gigante asiático ha realizado según qué acciones que han encaminado a China a su expansión global. Entre ellas, encontramos la construcción de infraestructuras, las inversiones o la tecnología emplean de vanguardia ha permitido que gane fuerza en una coyuntura global que ha caracterizado a este país en la trascendencia en África y en Latinoamérica.

En América Latina la progresión ha sido destacada, puesto que durante el año 2000 el comercio bilateral suponía únicamente 12.000 millones de dólares y si lo comparamos con el año 2018, las diferencias son notables, ya que se alcanzó la cifra de los 306.000 millones. Además de ello, los créditos que se han concedido por parte de los bancos chinos en Latinoamérica han superado en volumen a los que ofrecen el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

II

El papel de China en Venezuela es un debate recurrente

La presencia de China en la región es considerada como un contrapeso a la hegemonía de Estados Unidos. Sin embargo, encontramos opiniones distintas, puesto que también se teme a que la región encrudezca los roces entre China y EE.UU., especialmente por el apoyo otorgado por parte de Pekín a los archienemigos de Washington. En Venezuela encontramos un ejemplo claro, debido a que China ha sido un sustento importante para el Ejecutivo de Nicolás Maduro, a pesar de que los 67.200 millones de dólares invertidos amenazan con ser una ruina.

Los diplomáticos afirman que China no busca lidiar para imponer su agenda y Pekín se mueve con gran cautela. Pekín persigue concentrar su capacidad de influencia en Asia y así, respetar la supremacía que tiene Estados Unidos en América Latina. El papel de China y EE.UU. en Venezuela es un debate recurrente en América Latina.

Según afirma el periodista Daniel Méndez, es evidente que China tiene un plan para la región y que con la excepción de Chile, América no tiene una estrategia para China. Asimismo, destaca seis sectores fundamentales de la estrategia china en América Latina. Encontramos la energía y recursos naturales, la construcción de infraestructuras con precios competitivos, las tecnologías de la información, la innovación en tecnología, la agricultura y las manufacturas.

III

La influencia China en cada país de América Latina es diferente

La presencia de China en América Latina es realmente heterogénea. Todo ello se explica porque cada uno de los países cuenta con una serie de particularidades. En el caso de Brasil, está manteniendo una cooperación tecnológica realmente interesante y en el caso de Ecuador, ha supuesto todo un salvavidas debido a que ningún país le prestaba dinero para poder realizar sus proyectos. Por su parte, Argentina y Brasil dependen cada vez más del comercio con China.

El presidente en Brasil Jair Bolsonaro, ha observado cómo la economía brasileña carece de viabilidad si no existe demanda de China, ya que es el principal socio comercial de Brasil con su inmensa demanda de alimentos básicos y minerales. En el caso de Argentina, la apuesta por la producción de soja y carne ha concentrado hasta un punto mayor que ningún país pos sus exportaciones a China.

En México, el nuevo presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, fue asesorado en 2019 por distintos economistas para diversificar la dependencia que existe de EE.UU. y por ende, reducirla. En este sentido, China sería una excelente alternativa comercial y una gran fuente de inversión para sus planes de infraestructura. En este sentido, encontramos el tren maya que recorrerá los estados del sur, hasta la ampliación de un aeropuerto en Ciudad de México.

IV

Las inversiones chinas han aumentado notoriamente en la última década

Los expertos consideran que China es un rival geopolítico y que América Latina tiene una relación triangular. Por este motivo, se prevé una confrontación entre China y EE.UU. no solo por una guerra comercial, sino por el hecho de ser un enfrentamiento entre dos sistemas. En cuanto a comercio e inversión, encontramos cómo EE.UU. continúa siendo el socio más destacado de América Latina, pero lo cierto es que la diferencia existente con China cada vez es más estrecha.

En los últimos 15 años, encontramos cómo la participación de EE.UU. en el comercio de América Latina se ha reducido del 52% al 34%. Por su parte, China ha pasado del 1% al 11% en la región, puesto que es el primer socio comercial de países como Brasil o Chile.

En cuanto a la inversión directa, Estados Unidos continúa siendo la fuente principal. A pesar de ello, las inversiones chinas han aumentado en los últimos 10 años para superar los 70.000 millones de dólares desde el año 2011 al 2017. Las inversiones son sinónimo de millones de empleos para latinoamericanos y además, hay que destacar que también están creciendo las exportaciones.

Síguenos en

Linkedin

Síguenos en

Linkedin

¿Quieres estar al día de las últimas noticias del derecho internacional privado? Síguenos en Linkedin.