Mark Zuckerberg comienza la batalla legal contra la venta de seguidores en Instagram y Facebook

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las redes sociales forman parte de nuestra vida. Diariamente utilizamos nuestro smartphone para descubrir lugares, lugares idílicos que querríamos visitar, restaurantes donde seguramente iremos a comer o cuál es el último producto que está de moda en nuestro entorno. Con el paso de los años, redes sociales como Instagram o Facebook han experimentado un enorme crecimiento tanto en el número de usuarios como en las funcionalidades. Muchas personas han visto cómo las redes sociales pueden ser sinónimo de negocio y no han dudado en comprar seguidores para así crecer su comunidad y los “likes” de sus publicaciones. 

Por todo ello, Mark Zuckerberg ha dedicado ir más allá en su pugna por mantener las redes sociales lo más limpias y claras posibles. Para conseguirlo, plantará cara a la venta de seguidores en Facebook por vía legal.

I

Una demanda contra la venta de seguidores en Instagram y Facebook

Facebook es la red social que sigue en su empeño por ser líder total en la industria publicitaria online. Se trata de una posición compartida tanto con Google como con Amazon, que siguen avanzando a la hora de ganar mercado. El marketing de influencers ha experimentado un auge absoluto en los últimos años, pero el gran atractivo es la cantidad de followers que los líderes de opinión consiguen captar.

Por esta razón, la venta de seguidores en Facebook no es un caso aislado y las plataformas sociales se ven obligadas a verificar los números de sus audiencias para garantizar que las métricas de engagement y audiencias se corresponden con personas reales y no a bots.

Facebook e Instagram dirán adiós a los vendedores de cuentas falsas, seguidores y "likes"

Así comienza la lucha contra la venta de followers en Instagram y Facebook a través de una demanda presentada ante un Tribunal Federal de Estados Unidos contra cuatro empresas y tres personas físicas en China. A tenor de lo expuesto en el comunicado oficial, además de la venta de seguidores de Facebook e Instagram, estas empresas afectaban a otros proveedores de servicios en línea incluidos Apple, LinkedIn, Twitter, Google y Amazon. Asimismo, promovían los “like” de las publicaciones.

Estos perfiles falsos afectan al marketing de influencers y al origen de estafas, pishing y spam, que constituyen los elementos prohibidos en las políticas de uso de la red social.

II

Una dura pugna contra los perfiles falsos en redes sociales

A pesar de que en los últimos años Facebook ha querido librar una batalla contra las cuentas falsas en la plataforma, a día de hoy perseguirá hacer valer sus derechos de acuerdo a la Ley de Propiedad Intelectual en Estados Unidos por el uso ilegal de su marca registrada. Así, Facebook no prohíbe únicamente estos proveedores en su plataforma, sino que también está sentando un precedente a través de un recurso legal para hacer frente a estas personas y empresas.

En la demanda, Facebook ha solicitado a la corte evitar de forma específica a estas personas y entidades:

· Crear y promover la venta de cuentas falsas, “me gusta” y seguidores tanto en Facebook como en Instagram

· Utilizar los nombres de dominio de marca de Facebook para operar sus páginas web, lo que se conoce como ciberocupación.

· Usar sus marcas en sus sitios web.

III

Conclusiones

La batalla contra la venta de seguidores en Instagram y Facebook se inicia dentro de una lucha contra los perfiles falsos en otras redes sociales. Twitter es un claro ejemplo de ello, puesto que anunció recientemente que suprimiría los perfiles falsos hallados en su plataforma. Este podría constituir un enorme cambio en la lucha contra los perfiles falsos y dependerá de cómo proceda dicha acción legal. Sin embargo, las implicaciones podrían ser importantes en un futuro para Facebook y en general para un uso de las redes sociales más transparentes.