Los métodos alternativos de solución de conflictos en China

¿Cuáles son las principales instituciones arbitrales en China?

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
I

Introducción

En el ámbito de la resolución de conflictos internacionales en la vía judicial en China, hemos analizado con anterioridad qué es y cómo funciona el Tribunal Comercial Internacional Chino (»CICC»). En esta ocasión aprovecharemos para estudiar el sistema chino de métodos alternativos de solución de conflictos (“Alternative Dispute Resolution” o «ADR», por sus siglas en inglés), y en particular las instituciones arbitrales que en materia internacional son las más importantes.

La principal condición para poder acceder a un arbitraje en China es la necesidad de pactarlo entre las partes, y dejar constancia escrita de ello en el contrato. Es indiferente si las partes acuerdan recurrir a ésta vía previo a que tenga lugar la controversia, introduciendo en el mismo contrato una cláusula compromisoria, o posteriormente, redactando un compromiso tras la aparición de la misma. En el caso de que no se haya acordado en ningún momento, las partes deberán recurrir a los Tribunales Chinos u otros Órganos jurisdiccionales competentes

II

El arbitraje en general

El arbitraje se ha consolidado como una de las opciones preferentes y más eficaces para resolver las controversias comerciales, evitando recurrir a la jurisdicción ordinaria. Su objetivo es: resolver conflictos mediante la consecución de un punto de entendimiento, donde las partes queden satisfechas a través de la ayuda externa de un árbitro imparcial, quien no decide por ellas pero facilita la conciliación.

Entre los principios que moldean el arbitraje se encuentra en primer lugar, la Voluntariedad de las partes: éstas deberán haber optado libremente y de forma expresa por él mismo. En segundo lugar, la Independencia: el laudo arbitral respetará la ley pero siempre será adoptado autónomamente, sin la intervención de ningún órgano externo. Además de la Legalidad y la Equidad del procedimiento, obrando de conformidad con lo fijado por la ley y de forma imparcial y racional.

En los últimos años, China se ha convertido en uno de los mercados más atractivos e interesantes para el Comercio Internacional, ello inevitablemente ha repercutido en el aumento de disputas entre los comerciantes, y la necesidad de recurrir a mecanismos de resolución de conflictos cada vez más rápidos y eficientes.

III

Principales instituciones arbitrales en China: composición y organización

Por sus específicas competencias, los dos principales Órganos de Arbitraje responsables del Comercio exterior en China son:

• La Comisión de Arbitraje Internacional Económico y Comercial de China, o por sus siglas en inglés, “China International Economic and Trade Arbitration Commission” (“CIETAC”) y,

• La Comisión de Arbitraje Marítimo de China, o por sus siglas en inglés, “China Maritime Arbitration Commission” (“CMAC”).

Ambas instituciones forman parte del Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional. Se encuentra reguladas por el Reglamento de Arbitraje CIETAC y Reglamento de Arbitraje CMAC respectivamente.

Tanto CIETAC como CMAC tienen sus sedes centrales en Beijing y cuentan con subcomisiones en Shanghai, Tianjin, o Chongqing, entre otras. Además, podrán establecer (salvo acuerdo expreso entre las Partes) que la sedes del arbitraje sean otras, determinadas sobre la base de las circunstancias concretas del caso.

Por lo que respecta a su composición, ambas se componen de un Presidente, varios Vicepresidentes y miembros. El Presidente realiza las funciones que se le son conferidas por las reglas de arbitraje, mientras los Vicepresidentes pueden realizar deberes del Presidente previa autorización del mismo.

Por último, en cuanto a el idioma de los procedimientos de arbitraje, existe libertad de las partes para elegirlo. No tiene necesariamente que ser el chino, salvo que haya sido elegido expresamente por las partes.

En CIETAC existen tres subcomités especializados: el ‘Expert Consultation Committee’ (órgano consultivo responsable de la investigación sobre asuntos complejos, revisión de las reglas de arbitraje y formación de los árbitros de la CIETAC); el ‘Case Edition Committee’ (recopila y edita las sentencias arbitrales de la CIETAC de casos concluidos y publica anuarios); y el ‘Arbitrator Qualification Review Committee’ (examina y revisa las calificaciones y desempeño de los árbitros, y sugiere renovaciones árbitros de acuerdo con las disposiciones pertinentes de la ley de arbitraje y las reglas de arbitraje de la CIETAC).

Por otro lado, en Beijing existe otra institución arbitral adicional:

• la Comisión de Arbitraje de Beijing o, por sus siglas en inglés, ‘Beijing Arbitration Commission’ (“BAC”).

El principal objetivo de la BAC es resolver controversias contractuales y otras controversias sobre derechos de propiedad e intereses entre personas físicas y jurídicas y otras organizaciones. Está regulada por el Reglamento de Arbitraje BAC.

El Presidente o, con previa autorización del Presidente, uno de los Vicepresidentes o el Secretario General, desempeñará las funciones y deberes conferidos por el Reglamento de Arbitraje BAC.

El órgano se compondrá (salvo que las partes acuerden otra cosa), por tres árbitros. Las partes cuentan con un plazo de 15 días a partir de la recepción de la notificación para proponer o pedir al presidente el nombramiento de uno a tres árbitros, en caso contrario, lo hará el presidente.

En cuanto a la ley aplicable, este Tribunal Arbitral aplicará la acordada por las partes; en defecto, podrá determinarla por sí mismo teniendo en cuenta las condiciones del caso. También, en lo que respecta al idioma que se utilizará en el procedimiento, éste podrá, al igual que en los anteriores casos, elegirse por las partes. En caso contrario, el BAC, según el caso, determinarán el idioma pudiendo ser el chino y/o cualquier otro según las circunstancias particulares del caso.

IV

Conclusiones

En realidad, los métodos alternativos de solución de conflictos tienen raíces muy profundas en China. En el siglo XVII, el emperador de China K’ang Hsi, ya valoraba la preeminencia del arbitraje sobre los métodos de resolución judiciales y cuestionaba la ignorancia de los que no apostaban por él: “A los buenos ciudadanos que tienen disputas entre ellos los resolverán como hermanos, recurriendo al arbitraje de un anciano o el jefe del pueblo. En cuanto a los turbulentos, obstinados y peleadores, que se arruinen en los tribunales: esta es la justicia que merecen”.

En Lleytons somos expertos en asistir a las empresas respecto de la gran variedad de controversias que pueden surgir en el ámbito comercial internacional, específicamente relacionadas con China. Del mismo modo, hemos intervenido ante varias de las más prestigiosas instituciones arbitrales del mundo, incluyendo las mencionadas en este artículo.

Síguenos en

Linkedin

Síguenos en

Linkedin

¿Quieres estar al día de las últimas noticias del derecho internacional privado? Síguenos en Linkedin.