La protección de la propiedad intelectual de las nuevas tecnologías

Relación con el caso Google vs. Huawei

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La importancia de la tecnología y su uso en el ámbito empresarial hace que resulte necesario para las empresas, ya sean clientes o proveedores, conocer las implicaciones legales y los aspectos jurídicos de los contratos relacionados con la tecnología. En el presente artículo vamos a analizar las licencias más importantes que se conceden en el ámbito tecnológico, en relación con el reciente caso de la posible terminación de la relación de Google con Huawei.

I

Licencias de uso de software

Según la Organización Mundial de a Propiedad Intelectual (OMPI)  el contrato de licencia de uso de software regula la autorización para la utilización de derechos de explotación de programas informáticos que realiza el titular en favor de terceros a cambio de un precio.
En España, la regulación de este contrato viene determinada por la normativa aplicable a los contratos privados establecida en el Código Civil y el Código de Comercio. Mientras que su contenido, alcance, límites y derechos se determinan conforme a lo establecido en los artículos 43 y siguientes y el artículo 95 del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.

Hay varios aspectos que podemos destacar respecto de este tipo de contrato. En primer lugar, al tratarse de una cesión o licencia de uso, no se produce una transmisión de la titularidad de la obra protegida. En segundo lugar, las licencias pueden ser exclusivas o no, pero generalmente, no tienen carácter de exclusivas, ya que se pretende ceder el uso de la obra a una pluralidad. Por último, es importante mencionar que no supone una autorización para la comercialización o distribución del software ni de los derechos a los que se haga referencia en el contrato.

El contrato de licencia de uso de software es uno de los que articula la relación comercial de Google con Huawei, tanto para permitir la utilización del sistema operativo de Android (filial del grupo Alphabet Inc, al igual que Google como para permitir el uso de las aplicaciones de Google (Google Play, Gmail, Youtube…).

II

Licencias de uso de marca

La OMPI establece que en la licencia de uso de marca, el propietario de una marca registrada otorga permiso a otro para usarla en los términos y condiciones acordados mutuamente. Existen diversas formas de licenciar marcas: por medio de franquicias, merchandising, extensión de la marca, marca compartida y marca del componente. Además, las licencias de uso de marca también pueden ser exclusivas o no exclusivas.

En España, la licencia de uso de marca se regula por lo convenido entre las partes, y lo estipulado en el artículo 48 de la Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas, el cual establece que la licencia podrá ser sobre la totalidad o una parte de los productos y servicios. Además, salvo pacto en contrario, se entenderá que la licencia no es exclusiva y que el propietario de la marca podrá conceder otras licencias y utilizar por sí mismo la marca. Asimismo, el titular de una licencia no podrá cederla a terceros, ni conceder sublicencias, a no ser que se convenga lo contrario.

A modo de ejemplo, se pueden consultar los Términos y Condiciones de Marca de Google las cuales establecen que, en caso de que la solicitud sea aprobada, Google otorgará una licencia limitada no transferible, no exclusiva y sin derechos de autor para utilizar las características autorizadas de la marca.

III

Caso Google vs. Huawei

El 19 de mayo de 2019, el presidente estadounidense Donald Trump firmó una orden ejecutiva que otorgaba poder al Gobierno Federal para evitar que las operadorasdel país compren equipos de telecomunicaciones de fabricación extranjera.

Por este motivo, Google ha decidido suspender con Huawei los negocios que requieran transferencia de software, salvo aquellos cubiertos por licencias open source.

Esto significa que la compañíachina se quedaría sin posibilidad de usar en sus futuros smartphones las versionesactualizadasde Android, la cual incluye la tienda de aplicaciones Google Play Store así como las apps básicas de Google incluidas en el pack, como por ejemplo Gmail. Por tanto, Huawei podrá seguir teniendo acceso al código de Android, que es open source, pero dejará de recibir soporte técnico y el acceso a los servicios de Google que reciben los fabricantes que mantienen relaciones contractuales con la compañía estadounidense.

IV

Conclusiones

Tal y como hemos mencionado anteriormente, los contratos de licencia regulan los términos y condiciones que van a regir en la explotación de una tecnología o marca, protegida por derechos de propiedad industrial e intelectual, cuyo uso y comercialización podrá ser cedido por su titular a un tercero por un tiempo determinado.

La importancia de este tipo de contratos radica en la protección de los derechos de propiedad industrial e intelectual de una empresa que desea que otra entidad los explote.

Finalmente, es importante recalcar que el contrato de licencia sólo cede derechos de uso, no la titularidad del derecho de propiedad industrial e intelectual.
En Lleytons somos especialistas en Propiedad Intelectual e Industrial asistiendo en redacción de los diversos contratos de tecnologías y protección de los derechos de propiedad industrial e intelectual, así como controversias, tanto extrajudiciales como judiciales.