La guerra comercial entre China y EE.UU. provoca que España se oriente hacia China

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
I

Introducción

La guerra comercial entre Estados Unidos y China que comenzó en marzo de 2018, está afectando al correcto flujo comercial entre ambas potencias, pero también a otros países. En septiembre de 2019, el Banco de España advertía de que la guerra comercial que se estaba librando entre estos países, podría tener una gran incidencia en la economía mundial. Se estima que las fricciones entre ambos países reduzcan el PIB mundial hasta un 0,25% y además, la eurozona se contraería un 0,2%.

II

China podría convertirse en la primera potencia mundial en 2030

Recordamos que China es un país que está creciendo por encima del 7% desde 1991 hasta 2014 y todo ello, según el FMI, parece indicar que se podrá convertir en la primera potencia mundial en 2030. En el año 2016 se convirtió en el segundo mayor inversor a nivel mundial, destinando hasta 145.000 millones de euros al exterior y 35.000 de ellos, recayeron en la Unión Europea, tomando como referencia las informaciones aportadas por la Fundación Consejo España en China.

III

China se aproxima a Europa por culpa de Donald Trump

La tensión comercial que se vive entre China y EE.UU. ha provocado que una gran parte de las importaciones estadounidenses desde China y alrededor de tres cuartas partes de las compras realizadas desde China a EE.UU. se viesen afectadas a finales de 2019. Dichas restricciones de índole comercial, están conduciendo a una reducida actividad económica y por ende, a un descenso de la demanda y un aumento de la incertidumbre mundial.

En el comercio español, se están produciendo actualmente algunos movimientos de manera simultánea. Por una parte, encontramos cómo China está dirigiéndose hacia otros países, entre los que se encuentra España para así estrechar las relaciones comerciales provocadas por el conflicto que mantiene con EE.UU. El gigante asiático ha aumentado su apuesta por España, puesto que en 2016 las inversiones brutas llegaron a los 1.119 millones de euros y en 2017 se incrementaron en 3.079 millones de euros.

Lo cierto es que más de 150 empresas chinas se encuentran establecidas en España, donde la inversión es liderada por empresas como Huawei, ICBC o Xiaomi. De este modo, China se convierte en el tercer proveedor comercial de España con ventas que superan los 25.000 millones de euros durante el año 2017.

Por otra parte, los aranceles impuestos por los norteamericanos a diversos productos españoles están causando una importante pérdida de la competitividad de estos. Por último, las empresas españolas pueden aprovecharse actualmente de las tasas impuestas por parte de los chinos al comercio americano para asó aumentar su cuota de mercado. Todo ello parece dirigirse a que las relaciones comerciales entre las empresas españolas y China aumentarán.

Distintas empresas exportadoras en España destacan que China es una excelente opción debido a la ausencia de guerra con ellos y el hecho de que no existan problemas arancelarios tal y como sucede con EE.UU. Desde la Oficina Económica y Comercial de España en la ciudad de Pekín, desean que el conflicto está causando una mayor atención de las autoridades chinas por aumentar las relaciones con países europeos como España.

IV

Las empresas españolas apuestan por China como una excelente opción de negocio

Las distintas compañías españolas tampoco dudan del potencial de China para sus respectivos negocios. Moda, dermocosmética o marcas de bebidas, son algunos ejemplos de empresas que han observado que la facturación en China es relevante.

Un ejemplo lo encontramos en Desigual, una de las empresas textil más características de España, comenzó su andadura en Tmall desde agosto del año 2014. La apuesta de la empresa es incrementar las ventas allí en los próximos años a un ritmo de una media del 40% anual. Por otro lado, hay otras dos apuestas en Asia que van más allá de China, como son Japón, donde tienen dos tiendas físicas y Singapur.

En 2018, los productos españoles en el mercado chino se situaron por valor de 6.278 millones de euros, únicamente un 2,2% del total de las exportaciones. De este modo, encontramos que China se sitúa como el décimo país al que exportan las empresas españolas y un gran potencial de crecimiento.

Por otro lado, los sectores textil o agroalimentario son los afectados por los aranceles de entre el 15% y el 25% que los chinos están aplicando a las manufacturas norteamericanas. La naranja o la uva cuentan con tapas del 25%, mientras que la moda femenina o el calzado, un 15%. Por ello, se recomienda estudiar el listado de productos norteamericanos que se han visto perjudicados por los aranceles.

V

ICEX cifra el volumen del ecommerce en China en 2.404 millones de euros para 2020

Los datos correspondientes al uso de Internet, del móvil y la compra a través de la red en China son muy destacables. Los informes arrojan datos sorprendentes, entre los que encontramos que los usuarios de web alcanzaron los 854 millones en 2019, 847 millones a través de smartphone y hasta 610 millones realizan las compras online.

Por otra parte, Icex cifra el volumen del comercio electrónico en China en 1.934 millones de euros en 2019 y hasta 2.404 millones de euros en 2020. Por este motivo, buscan facilitar la entrada de las compañías españolas a las plataformas de comercio electrónico chinas.

VI

El incremento de los aranceles provocaría una contracción de la actividad en EE.UU., China y el área del euro

Según distintas simulaciones realizadas por el Banco de España en septiembre de 2019, el aumento de los aranceles provocaría una contracción a tener en cuenta de la actividad en EE.UU., China y la zona euro. La entidad señala que la situación provocaría un deterioro del PIB mundial de un 0,25% y estima caídas del 0,26% y el 0,38% para Estados Unidos y China, respectivamente. En el caso de China, se vería más afectada por los aranceles debido a que las nuevas tasas norteamericanas afectan a un mayor volumen de importaciones que las impuestas por parte del gigante asiático.

Respecto al área del euro, encontramos que su PIB se contraería en un 0,2%. El Banco de España indica que el impacto a la zona euro será significativo por el grado de apertura comercial, lo que provoca que sea más vulnerable a la caída de la actividad mundial.

Síguenos en

Linkedin

Síguenos en

Linkedin

¿Quieres estar al día de las últimas noticias del derecho internacional privado? Síguenos en Linkedin.