España y China: buenos socios comerciales en transporte marítimo

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
I

Introducción

La relación comercial por transporte marítimo entre España y China se mantiene en fase de expansión constante. El buen trato que brinda España en sus puertos a las empresas chinas y la legislación que ofrece garantías de seguridad jurídica son un atractivo para los inversores chinos en España.

II

El interés chino en las zonas francas y puertos francos españoles

Durante una reunión mantenida entre el presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina y el Consejero Comercial de la Embajada de la República Popular China en nuestro país, Wang Yingqi, destacaron la ventaja competitiva que representan para China las zonas y depósitos francos españoles. 

En este caso, se refirieron a los enclaves portuarios españoles como “hubs” logísticos en las principales rutas marítimas intercontinentales, con gran relevancia en el eje oeste-este desde la ampliación del Canal de Panamá.

Actualmente, en España existen cinco zonas francas: 1) Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, 2) Consorcio de la Zona Franca de Cádiz, 3) Zona Franca de Las Palmas de Gran Canaria, 4) Consorcio de Zona Franca de Vigoy, 5) Consorcio de la Zona Franca de Tenerife

Existen más de quince depósitos francos en distintas ciudades del país, estas son: Depósito Franco de Algeciras, Alicante, Bilbao, Puerto de Cartagena, Gijón, La Coruña, Madrid-Aeropuerto, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Pasajes (Guipúzcoa), Puerto de Santander, Sevilla, Tarragona, Valencia, Villafría (Burgos), y Zaragoza.

Las zonas y depósitos francos son partes del territorio aduanero Comunitario desde el ingreso de España dentro de la Comunidad Económica Europea el 1 de enero de 1986. Su funcionamiento permite que se aplique a las mercancías (comunitarias o no comunitarias) que se encuentran en el interior de las zonas y depósitos francos, un régimen aduanero especial, por el cual éstas virtualmente se encuentran fuera del territorio aduanero Comunitario. 

Es decir, las mercancías que ingresan en las zonas y depósitos francos no se ven sometidas al pago de los derechos de importación, de los aranceles aduaneros, o los impuestos ordinarios que rigen en su interior, por lo que es como si no hubiesen entrado en territorio aduanero de la Comunidad.

El gran número de zonas y depósitos francos existentes y las garantías de seguridad jurídica que ofrece la legislación española y comunitaria refuerza el gran atractivo que España supone para los inversores chinos.

III

Conclusiones

El objetivo de las zonas francas y puertos francos, consiste en brindar un espacio geográfico debidamente delimitado para poder almacenar diferentes productos exentos de gravámenes, donde se permita la manipulación de dicho productos hasta que lleguen a su punto de destino final.

La presencia de empresas navieras y terminalistas chinas en diferentes puertos de la zona del Mediterráneo y de España concretamente, ha acelerado la relación comercial de las entidades españolas que buscan seguir avanzando y ampliando proyectos de colaboración hispano-china en relación a las zonas francas y puertos francos. 

Con este propósito, los dos países atenderán una comunicación fluida a escala nacional que posibilite intercambia experiencias en materia de Zona Franca y aumentar el tráfico de mercancías procedentes de China en las zonas francas y puertos francos españoles.

Síguenos en

Linkedin

Síguenos en

Linkedin

¿Quieres estar al día de las últimas noticias del derecho internacional privado Síguenos en Linkedin.