Compartir imágenes en Instagram

Propiedad intelectual en las redes sociales

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Instagram es la nueva gran herramienta imprescindible para promocionar tu marca y tus productos. Sin embargo, crear contenido para compartir en las redes sociales es todo un desafío. Esta es la razón por la que muchas empresas se han lanzado a la contratación de influencers.

Los influencers crean contenido, marcan tendencia, dan a conocer tus productos y aportan seguidores. Forman parte de la estrategia de marketing más común actualmente, pero no son la única posibilidad que nos ofrece esta red social. Se pueden lanzar campañas de marketing en las que las empresas animan a sus seguidores a que participen en la promoción de sus productos mediante la creación de contenido y la inclusión de un determinado hashtag. Además, aunque Instagram de momento no nos ofrece la opción directamente, existe la posibilidad de compartir dicho contenido para que aparezca en la propia página de la marca.

Cualquiera que sea la opción elegida, es imprescindible asegurarse de contar con el permiso del autor del contenido que vamos a compartir, de respetar la legalidad y, por tanto, evitarse futuros conflictos legales. Esta es la clave para el éxito de tu campaña de marketing.

I

Condiciones de uso de Instagram

En las condiciones de Instagram, vemos que dice lo siguiente: «No publiques contenido privado o confidencial de ninguna persona, ni lleves a cabo ninguna actividad que infrinja los derechos de otra persona, incluidos sus derechos de propiedad intelectual o industrial».

Además, nos explican los conceptos de «derechos de autor» y «marca comercial», e incluyen la opción de denunciar una infracción de esta clase.

De modo que podemos concluir que aunque nos resulte fácil compartir contenido, ello no significa que tengamos impunidad para hacerlo sin respetar los derechos de autor y de propiedad industrial.

II

Compartir contenido adecuadamente

Debemos tener en cuenta los derechos de autor a la hora de compartir contenido creado por otra persona. Porque el creador tiene derechos de autor, y entre ellos se encuentra el derecho al beneficio o ingresos originados por ese contenido.

Pues bien, a la hora de diseñar una campaña publicitaria podemos optar por alguna de las siguientes opciones:

A) Seguidores:

Creando un hashtag con el nombre de tu marca (por ejemplo, #lleytons) y animando a tus seguidores a compartir una imagen o vídeo de aquello que desees que publiquen bajo este hashtag. Normalmente, para mejorar el impacto se suele premiar la publicación más original con uno de los productos y utilizando una imagen en tu campaña de marketing, haciendo así la participación más atractiva.

De este modo, se habrá obtenido el permiso implícito del autor para utilizar su imagen y además podrás elegir de entre una gran variedad de contenido.

B) Influencers

Sería razonable pensar que si contratas a un influencer y éste crea una imagen en la que anuncia tus productos, e incluso etiqueta el perfil de tu marca, deberías poder compartir (repost o regram) dicha imagen en tu perfil. Sin embargo, las condiciones de uso de Instagram y las normas legales sobre el tema nos lo dejan bien claro: no puedes. Necesitas siempre el permiso del creador, de otro modo, estarías infringiendo sus derechos de autor.

De modo que no dudes en solicitar asistencia legal para asegurarte de que los contratos con los influencers te cubren apropiadamente, como sería el caso. Es preferible siempre, ante la duda, ponerlo todo por escrito en el contrato.

III

Cómo conseguir el permiso explícito y válido del autor

No será necesario rellenar un formulario ni redactar ningún escrito oficial. Conseguir el permiso del autor es tan sencillo como necesario, y puede obtenerse siguiendo los cauces de Instagram.

A) Deja un comentario en su post

La forma más rápida y sencilla de pedir permiso es dejando un comentario en la publicación que deseas compartir. No es necesario que te expreses en términos legales o técnicos.

Una vez el autor te haya dado permiso, respondiéndote afirmativamente en otro comentario, ya puedes utilizar el contenido sin problema.

B) Mándale un mensaje privado

Si prefieres solicitar permiso de un modo más privado, manda un mensaje, pero asegúrate de enviar primero la foto o imagen o vídeo para que no quepa duda sobre cuál deseas compartir. Para esto basta con que vayas a la publicación y selecciones el icono de mensaje que se encuentra bajo la foto, en forma de avión de papel.

IV

Herramientas para compartir contenido

Una vez obtenido el permiso del autor, dispones de numerosas herramientas para compartir el contenido.

A) Repost

La aplicación Repost para Instagram, disponible para Android e iOS, es la más utilizada, aunque es una aplicación externa y no vinculada a Instagram. Siempre y cuando tengas la autorización del autor de la fotografía, puedes compartir contenido sin problemas. Además, esta App añade una marca de agua a la imagen con el nombre de usuario de Instagram del autor original.

B) Captura de pantalla

No obstante, si se prefiere prescindir de la marca de agua, se puede realizar directamente una captura de pantalla y recortar a la altura de la imagen, para compartirla a continuación.

En cualquiera de los dos casos es imprescindible el consentimiento del autor, no solamente para publicar o compartir la fotografía en la misma red social o en otra distinta, sino también para editarla.

V

Conclusión

Repostear contenido de Instagram puede ser una vía aconsejable como campaña de marketing para las empresas, dando a conocer sus productos o servicios, o simplemente como campaña de difusión de una marca, entre un público determinado.

Para esto puede utilizarse la propia red social para generar el contenido que promocionará a la compañía o a la marca de que se trate, por ejemplo acudiendo a los seguidores o a influencers para que lo creen, lo publiquen y lo publiciten. Pero en cualquier caso hay que ser conscientes que se deben tener presentes las limitaciones de los derechos de autor y, en particular, recabar el consentimiento de éste para proceder de forma correcta con la publicación.