China persigue ser autosuficiente y dominar el mercado mundial de chips

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
I

Introducción

Los smartphones se han convertido en un elemento fundamental que cada vez cobra mayor importancia. Ya sea para comunicarnos, buscar información o incluso trabajar, lo cierto es que se persigue que cuente cada vez con mayores prestaciones y funcionalidades. Las grandes marcas como Huawei, Xiaomi o Meizu focalizan prácticamente el 100% de la producción en China. Asimismo, algunos fabricantes de componentes para marcas como Samsung o Apple, también se hallan en el gigante asiático.

Por ello, en China se esfuerzan en el diseño y fabricación de cada uno de los elementos que componen estos smartphones y actualmente, en las afueras de Hong Kong, un grupo de ingenieros está diseñando chips de ordenadores que también podrían utilizarse en la siguiente generación de smartphones que se realicen en China.

 

El ingeniero jefe del proyecto, Patrick Yue, junto a su equipo de investigación, está diseñando actualmente chips de comunicación óptica que emplean luz en lugar de señales eléctricas para poder transmitir la información. Estos chips, se están usando en teléfonos móviles 5G y otros dispositivos que se conectan a Internet. Tal y como comentamos en un artículo anterior, China también está empezando a desarrollar la tecnología 6G, por lo que persigue cumplir su objetivo de convertirse en el país líder en innovación tecnológica.

II

China busca ser independiente de EE.UU. en la fabricación de chips

El desarrollo de la nueva tecnología está financiado parcialmente por Huawei. Actualmente, la empresa se encuentra inmersa en una crisis política internacional. Además, debido a las sanciones comerciales que ha hecho EE.UU. a China, el país busca independizarse de las empresas estadounidenses para poder fabricar sus dispositivos. Para ello, está invirtiendo hasta $29 millones de dólares en este objetivo.

China anunció que dicho capital lo destinará al desarrollo de la industria de semiconductores, donde empresas privadas y que forman parte del Gobierno están aportando recursos para evitar que quedarse estancados. Gracias a ello, se conseguirá que China se haga más fuerte y despunte todavía más en este sector. Uno de los principales problemas que tuvo Huawei fue no poder utilizar sus chips debido a que el núcleo de los procesadores, la denominada arquitectura ARM, depende de las tecnologías de empresas de EE.UU.

En mayo de 2019, Estados Unidos incluyó a Huawei en la lista de empresas con las que sus pares estadounidenses no pueden realizar negocios por seguridad, salvo que cuenten con una autorización. Lo cierto es que es un objetivo que llevará varios años por el hecho de que se deben desarrollar nuevos procesos, máquinas, software y arquitecturas.

Los observadores de la industria temen que la guerra comercial que se está librando entre China y Estados Unidos afecte al comercio global de suministro de tecnologías. Se trata de un aspecto que desarrollamos en otro artículo relacionado con ello y en él que indicábamos que no solo afectaba a Huawei, sino que también estaba incidiendo negativamente en las ventas de Apple en el gigante asiático.

III

China depende de empresas extranjeras para abastecerse de chips y semiconductores

China no ha dudado en apostar por convertirse en un país autosuficiente a nivel tecnológico. De hecho, Pekín se ha convertido en el mayor importador y consumidor mundial de semiconductores. Sin embargo, a día de hoy solo produce el 16% de estos aparatos que ayudan con su auge tecnológico. 

En consecuencia, China depende de empresas extranjeras para poder abastecerse de chips y semiconductores de computadores, que se utilizan para productos electrónicos y hardware militares. Por este motivo, el gigante asiático quiere producir el 40% de los semiconductores que se emplearán en 2020 y el 70% de los que se utilizarán en el año 2025.

Síguenos en

Linkedin

Síguenos en

Linkedin

¿Quieres estar al día de las últimas noticias del derecho internacional privado? Síguenos en Linkedin.