China dedica ingentes recursos económicos para combatir la epidemia del Coronavirus

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
I

Introducción

El coronavirus es la palabra más utilizada en las últimas semanas. A día de hoy las cifras son las grandes protagonistas de los titulares de las noticias y se están realizando distintos esfuerzos para frenar el avance de dicha enfermedad. Más allá de las personas que han sido afectadas por ello, lo cierto es que también podemos extrapolarlo al impacto que está teniendo sobre la economía. El presidente Xi Jinping ha confirmado que está siendo una epidemia difícil de controlar y que supone la peor crisis sanitaria desde la fundación de la República Popular en 1949.

II

La lucha de China contra el brote del coronavirus

China ha movilizado los recursos de todo el país para así contener la propagación del coronavirus. Por un lado, ha emitido guías específicas para que los fiscales hagan cumplir la ley en el tratamiento de los casos de infracción relacionados con la prevención de la neumonía causada por el COVID-19.

Por otra parte, se impondrán sanciones duras a los pacientes de COVID-19 y a los portadores del patógeno que se dediquen a propagar intencionalmente el virus al rechazar o al escapar del aislamiento y el tratamiento. La guía estipula que se les juzgará por atentar de forma peligrosa a la seguridad pública. Lo cierto es que desde finales de enero, todas las regiones de nivel provincial en la parte continental de China han activado respuestas de emergencia de máximo nivel frente al COVID-19. Se han cancelado eventos masivos, se han cerrado atracciones escénicas y se han suspendido líneas de autobús de larga distancia.

Por su parte, la Administración nacional de Productos Médicos ha aprobado dos kits de prueba de anticuerpos para la detección rápida de nuevas infecciones causadas por coronavirus. La institución ha agilizado la autorización de tres kits de prueba para el virus, incluidos dos de anticuerpos y uno de ácido nucleico.

China también ha abierto líneas telefónicas y plataformas en línea para ayudar psicológicamente a la provincia de Hubei para apoyar mejor el control del brote del COVID-19. La ayuda psicológica está disponible diariamente de 8:00 a 22:00 horas, ofreciendo servicios para el personal médico, pacientes infectados y familiares, así como profesionales de la policía y seguridad que se encuentran en Hubei.

III

El objetivo es reanudar el trabajo y la producción en el país de forma ordenada

China, Japón, Italia, Reino Unido o Irán son algunos de los países en los que el coronavirus ha hecho acto de presencia. Si bien las cifras son más elevadas en el gigante asiático con alrededor de 77.000 infectados, en Italia se está observando cómo el número de afectados no deja de crecer. Continuando con China, el presidente sigue instando a los cuadros del partido a seguir trabajando hacia la prevención y el control del coronavirus. El objetivo que se pretende conseguir con ello también afecta al mundo laboral, ya que se persigue reanudar el trabajo y la producción en el país de manera ordenada.

Además de ello, no ha dudado en llamar a los esfuerzos para poder liberar el potencial del desarrollo de China y a continuar con la consecución de los objetivos tanto económicos como sociales para el año 2020.

IV

Xi Jinping pide el respaldo de los medios de comunicación

El presidente chino, Xi Jinping también ha querido pronunciarse acerca de cómo están tratando la situación los medios de comunicación. Ha insistido en que debe ser mejorada, respaldando la estabilidad social y también ha aprovechado para remarcar que las actividades ilegales que perturben el tratamiento médico, la prevención del coronavirus y el orden económico y social tendrán que ser castigadas severamente.

Por su parte, la Asamblea Nacional Popular (ANP) estudia el hecho de iniciar una propuesta destinada a la prohibición de comerciar con animales salvajes en el país y consumir carne de caza. Las cifras de defunciones son, cuanto menos, sorprendentes. Actualmente, el coronavirus en China se ha saldado con alrededor de 2.500 fallecidos, casi 77.000 infectados y cerca de 23.000 pacientes que habían superado la enfermedad y habían sido dados de alta.

V

Los líderes empresariales temen que la crisis del coronavirus pueda perjudicar seriamente la economía. Por el momento, las autoridades locales prohíben que las empresas vuelvan a abrir las instalaciones

Los líderes empresariales y economistas en China advierten de que algunos de los métodos que se están llevando a cabo para frenar el coronavirus están perjudicando la vida de millones de personas y no ayudan a los esfuerzos de contención. Los expertos advierten que si el país se empobrece a causa de las medidas sanitarias que se están produciendo, podría incidir negativamente en la población más que el propio coronavirus.

Asimismo, también han destacado si las cuarentenas de 14 días, las barricadas y los puestos de revisión son mecanismos de seguridad necesarios para la gran parte del país que se ha visto afectada. En caso de que la epidemia se prolongue en el tiempo, existe una alta posibilidad de que los productos agrícolas, alimentos e industrias con cadenas industriales largas se vean realmente perjudicadas. Empresas como Adidas o Apple son algunas de las empresas que están sufriendo los efectos económicos. Pekín ha exhortado a los trabajadores y agricultores a regresar al trabajo y ha emprendido medidas para ayudar a las empresas.

En definitiva, China está dedicando un gran esfuerzo e ingentes recursos económicos a combatir el brote del nuevo coronavirus, por lo que ha recibido el elogio de la OMS, en particular por la adopción de eficaces medidas de control, dada la magnitud de la epidemia.