Asia-Pacífico liderará el crecimiento económico en 2019

Más del autor
Comparte este artículo en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
I

Introducción

Asia-Pacífico es una de las regiones que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años a nivel global. Generalmente, aumenta el doble que la media mundial a excepción de Japón, que se encuentra en recesión desde la década de los 90. Por su parte, India se ha posicionado como la locomotora de Asia, relevando incluso a China. Birmania, Indonesia y Filipinas han logrado un crecimiento económico que se sitúa entre el 5% y el 6%. La guerra comercial existente entre China y EE.UU., ha reducido el superávit del gigante asiático por cuenta corriente hasta el 0,1% del PIB.

II

Antecedentes

A principios del año 2019, el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), predijo un crecimiento sólido del 5,7% en la región de Asia Pacífico para el presente año. Recordamos que el BAD nació en 1966 con el objetivo de convertir Asia Pacífico en una región sostenible y próspera a través de diversos préstamos y proyectos de inversión. Por su parte, en India y Bangladesh las economías se expandirían entre un 8% y un 7,2% respectivamente. Para el próximo año, el BAD ha pronosticado un avance llamativo del 5,6% en la región, con Bangladesh e India como motores del crecimiento.

El ritmo del crecimiento en la región se ve afectado por las tensiones comerciales que existen a nivel mundial, el estancamiento de China y la presión inflacionaria de países como Filipinas o India. Actualmente, el gigante asiático está experimentando un cambio de modelo de una economía industrial hacia una que se sustenta en el sector servicios y consumo interno. El BAD remarcó que para 2019 esperaba que la economía china creciese un 6,3% y un 6,1% en 2020.

Respecto al Sudeste Asiático, las perspectivas de crecimiento más positivas para los próximos dos años son para Vietnam con un 6,8% en el año 2019 y un 6,7% en el año 2020. Además, en Birmania se espera un 6,6% en 2019 y un 6,8% en 2020 y en Filipinas una proyección del 6,4% para ambos años. Por otro lado, el BAD prevé que Asia representará en 2050 más de la mitad del PIB a nivel global, frente a la cuota actual del 30% o el 15% que obtuvo en la década de los 70.

III

¿Cuáles son los objetivos para los próximos años?

Actualmente, desde Pekín han declarado que esperan crecer menos, pero mejor. Pretenden experimentar una transición que se dirija desde el sector industrial hacia el terciario-tecnológico. El plan “Made in China 2025” del que hablamos en un reciente artículo seguirá adelante sobre un modelo de economía fundamentado en una mayor representación tecnológica, conocimiento, productividad e I+D.

Para 2025, la automatización de los procesos productivos a través de big data, blockchain, cloud business e inteligencia artificial, deberá haber llegado al 85% y actualmente, se halla en un 58%. Entre otros objetivos, se espera alcanzar un ratio de hasta 100 robots por cada 10.000 trabajos manufactureros y actualmente existen 36. Por último, la contribución de distintos avances de índole científico.técnica sobre el PIB chino tendrá que alcanzar una cuota de hasta el 60% en el año 2025.

IV

Asia-Pacífico en 2019

En cuanto al PIB chino, la guerra comercial que se libera con EE.UU. puede que reste hasta 8 décimas. Para contrarrestar los aranceles de Estados Unidos, del 25%, la divisa china experimentará una depreciación adicional en niveles próximos a siete renminbis/dólar. A pesar de ello, la contribución negativa de las exportaciones chinas al PIB será del 0,5%.

Respecto a las ventas inmobiliarias, se prevé que retrocedan hasta un 6%. El consumo interno también se vería desacelerado unas décimas y en este aspecto, destaca la inminencia de nuevos estímulos económicos fiscales y monetarios. El crédito bancario se espera que crezca un 11% y la inversión en infraestructuras alcanzará un doble dígito en el presente año.

La desaceleración existente en Japón, posibilitará que el PIB haya aumentado un 0,9% en 2019. Si bien es cierto que el desempleo en este país es inferior al 3%, las subidas de impuestos para financiar una deuda pública que es mayor al 250% del PIB, siguen afectando en el consumo.

De este modo, las economías asiáticas industrializadas no crecerán más del 2% en 2019. Corea del Sur podría haber reducido su superávit por cuenta corriente hasta tres décimas y pasará del 5% al 4,7%. A día de hoy es la divisa más débil del continente asiático con un retroceso acumulado en 2019 del 6,5% frente al dólar estadounidense.

V

Asia-Pacífico en
el año 2020

En 2020, las negociaciones nucleares con Corea del Norte acapararán una destacada atención, aunque también habrá que observar las elecciones que se celebrarán en Myanmar, Corea del Sur y Taiwán. Además de ello, la guerra comercial entre China y EE.UU., marcará las dinámicas de Asia-Pacífico en el próximo año.

Síguenos en

Linkedin

Síguenos en

Linkedin

¿Quieres estar al día de las últimas noticias del derecho internacional privado? Síguenos en Linkedin.